Desayuna como un rey. Elena Somoano
17
Ene

DESAYUNA COMO UN REY, ALMUERZA COMO UN PRÍNCIPE Y CENA COMO UN MENDIGO.

DESAYUNA COMO UN REY, ALMUERZA COMO UN PRÍNCIPE Y CENA COMO UN MENDIGO.

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Desayuna como un rey. Elena Somoano

 Era bien pequeña cuando mi abuelo, decía este refrán. Y ahora pienso que no iba muy desencaminado.
Son más los estudios que demuestran que este refrán, es una verdad como una catedral, para llevar una vida saludable y mantener nuestra línea.

Llevamos un ritmo de vida frenético, en la que no equilibramos nuestros alimentos, produciendo trastornos en nuestra conducta y organismos.
Saltarse comidas no es efectivo, ya que lo que conseguimos que nuestro cuerpo almacene mucha más cantidad de grasa como mecanismo de reserva. Es mejor, si no tenemos demasiada hambre comer menos, pero siempre algo. Además, hacer 5 comidas racionadas mantiene nuestro metabolismo activo.

Las 5 comidas que debemos realizar son importante, pero, aún más importante el desayuno y cena, por los cambios que se pueden producir en nuestro organismo.

DESAYUNO

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Hay estudios que muestra que una dieta rica en carbohidratos y proteínas, que concentra la mitad de las calorías en el desayuno, reduce la ansiedad y es efectiva a largo plazo. Las dietas bajas en carbohidratos originan resultados que no perduran en el tiempo.

Se estudiaron 2 grupos de mujeres, cuyas dietas tenían las mismas calorías y eran bajas en grasas pero la distribución de los carbohidratos ingeridos a lo largo del día era distinta. Las mujeres que realizaban un desayuno ligero estaban adelgazando más que aquellas que realizaban un “gran desayuno”, después de 8 meses sucedió lo contrario.

El hecho de desayunar como un rey disminuyó los antojos de carbohidratos de las mujeres, se sintieron menos hambrientas y controlaron mejor su apetito.
El tener un buen desayuno nos asegura, una energía necesaria para nuestro desempeño mental y físico.

CENA

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Suprimir la cena nuestro nivel de azúcar en sangre baja. Esto hace que nuestro metabolismo disminuya, nuestro organismo se ralentiza. También puede provocar ansiedad y hacer que comamos desmesuradamente en la siguiente comida.
En la última ingesta del día antes de irnos a dormir, el gasto de energía es mínimo. Los tentempiés rápidos (embutidos, queso, leche con galletas) o platos precocinados (pizza, croquetas, salchichas, etc.) aportan grasas y azúcares simples que si no se queman se transforman en grasa.
Por muy bien que hagamos desayuno y comida, si hacemos una cena copiosa o rica en grasas, nuestro esfuerzo anterior no va valer de nada.
En una cena ideal, debemos incluir alimentos como verduras, ensaladas (controlando el aceite y no hacer hipercalórica la ensalada metiendo todo lo que tenemos en la nevera, como, queso, jamón, frutos secos, aguacate, maíz, atún, etc… y salsas), pescado blanco, pavo, tortilla francesa, pollo de vez en cuando y yogures desnatados, y algo de pan, pero en poca cantidad (un par de tostadas).
Incluso en ocasiones contadas, un bocata no es mala opción, para romper rutina. 50-60 gr, de pan (si puede ser integral), y alimentos proteicos bajos en grasa y verduras, pero no todos los días’. Elena nos hace algunas propuestas: jamón serrano con tomate, pimientos asados con atún, espárragos con salmón ahumado, tortilla de ajetes y gambas, pechuga a la plancha con pimiento rojos, etc.

Evitar en tus cenas los siguientes alimentos;

Desayuna como un rey. Elena Somoano

Desayuna como un rey. Elena Somoano

– precocinados tipo: lasaña, pizza, fritos, rebozados, (croquetas, etc.)
– embutidos grasos, legumbres y verduras indigestas (col, coliflor, alcachofas, etc.), salsas con exceso de grasa (nata, mantequilla, manteca, quesos fuertes…) y dulces, bollería.
– reducir la ingesta de hidratos de carbono como arroz, pasta, patatas, legumbres, cereales y pan, y de frutos secos. Limitar la ingesta de fruta a una pieza o dos pequeñas. No cereales (ricos en azúcares generalmente).
CENAR FRUTA ERRÓNEO. Comer fruta es sano (2-3 raciones al día), pero cenar solo fruta no. Las frutas nos aportan vitaminas, minerales y azúcar. También, fibra y agua. Cenar frutas nos aportan calorías que provienen casi exclusivamente del azúcar, que se trasformará en grasa si no es usado por el cuerpo, que es lo que pasa cuando nos vamos a la cama.

Necesitamos cambiar de hábitos, si queremos resultados diferentes en el espejo y en nuestra actitud, renovarse o morir dicen por ahí, así que te invito a compartir una taza de café y a conocer tu opinión sobre esta sugerencia práctica.

Desayuna como un rey . Elena Somoano.

Desayuna como un rey . Elena Somoano.

Espero que este artículo os ayude a mejorar los hábitos alimenticios, poco a poco. 😉

Lidia Bastián

Contacta con nosotros

CENTRO DE ESTÉTICA Y BIENESTAR ELENA SOMOANO

Escrito por: andres Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,