04
Mar

¿Bebes agua diariamente o se te olvida?

LA IMPORTANCIA DE BEBER AGUA DIARAMENTE

Cada dia es más frecuente  ver más personas que vienen a la consulta diciéndome, que se olvidan de beber agua o que no les gusta beber agua o que  nunca tienen sed. Es una lucha constante hacer que las personas se habitúen a beber agua diariamente.

Con este artículo podrás ver la importancia del agua, saber si estas deshidratado y que trucos podemos usar para no dejar de beber agua. YA NO TIENES EXCUSAS.

¿Sabías que…?

  • Un descenso de tan solo un dos por ciento de agua en el cuerpo puede causar pérdida momentánea de memoria, dificultad con las matemáticas básicas y problemas al enfocar la vista sobre una pantalla de computadora o sobre una página impresa.
  •  Beber un mínimo de ocho vasos de agua al día disminuye el riesgo de cáncer de colon en un 45 por ciento, además de rebajar el riesgo de cáncer de mama en un 79 por ciento y reducir a la mitad de probabilidades de desarrollar cáncer de la vejiga.
  • Si estamos estresados, debemos aumentar a 16 vasos de agua al día.
  • La gente que es propensa a retener agua, piensa que reduciendo el consumo de agua les ayudará a remediar el problema; pero en realidad ocurre lo contrario. El cuerpo percibe una falta de agua como una amenaza y empieza a retener cada gota de agua. El agua es almacenada en espacios extra-celulares (fuera de las células), causando hinchazón de pies, manos y piernas. La mejor manera de evitar la retención de agua, es darle al cuerpo lo que necesita: bastante agua.
  •  El 90 por ciento del volumen de nuestro cerebro está compuesto por agua y es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas.
  • Es agradable beber un vaso de agua fría o de una bebida fría después de las comida, sin embargo, el agua fría o la bebida fría solidifica el alimento grasoso que usted acaba de ingerir. Esto hace que se retarde la digestión.
  • Si el color de tu orina no es de un amarillo muy pálido o incluso, sin color, no estás ingiriendo suficiente agua (esto no se aplica si estas tomando vitaminas del complejo B, que producen un natural color amarillo).
  • La acidez estomacal puede ser una señal de falta de agua en la parte superior del tracto gastrointestinal. Esta es una señal de sed importante que emite el cuerpo humano.
Beber agua. Elena Somoano

Beber agua. Elena Somoano

  • Además el agua es tan fundamental para nuestra salud como lo es comer. Las células la necesitan para nutrirse y para eliminar todo lo que les sobra. De hecho un organismo bien hidratado es un organismo capaz de quemar más grasas. Al beber agua aumenta el oxígeno en el torrente sanguíneo. El oxígeno hace que se queme más grasa acumulada, lo que también hace que nuestro cuerpo tenga más energía.
  • Angina de pecho: puede ser causada por una deshidratación en el organismo entre el eje del corazón y los pulmones.
  • El dolor de espalda puede ser signos de falta de agua en los discos de la espina dorsal.
  • La migraña puede estar ocasionada por la falta de agua requerida en los ojos y el cerebro.
  • La colitis puede ser por una falta de agua en el intestino grueso.
  • Asma. Es una complicación de la deshidratación. El aumentar la cantidad de agua ingerida previene los ataques de asma.
  • Hipertensión, diabetes tipo II, depresión, colesterol… son sólo algunas de las enfermedades que pueden aparecer bajo un estado de deshidratación acusado.

Señales de que bebes muy poca agua.

  1. Sientes la boca seca

Es un síntoma mucho más evidente que sus consecuencias. Por supuesto que cuando experimentas esta sensación vas en busca que algún líquido, pero las bebidas dulces, por ejemplo, sólo proporcionan una solución temporal al problema. El agua potable lubrica las mucosas en la boca y garganta, asi la humedad permanece, como debe ser.

  1. Tienes la piel seca

La piel es el organo más grande de tu cuerpo y también necesita humectación. La piel seca es uno de los primeros síntomas de la deshidratación completa que puede traer consecuencias mucho más serias. La falta de agua significa también falta de sudor que se ve reflejado en la imposibilidad del organismo de limpiarse a sí mismo (además de la orina), y dejar salir el exceso de grasa, sin hablar de la funcion termoreguladora del sudor. Solucionar todo eso es muy simple: beber más agua.

  1. Sientes demasiada sed

No es lo mismo que tener la boca seca. Cualquier persona que haya tenido resaca sabe cómo se siente el no poder saciarse de agua, aún despues de haber bebido mucha. El alcohol deshidrata el cuerpo y el cerebro envía señales de alerta. Escúcha a tu cuerpo, el organismo sabe lo que necesita.

  1. Sientes que tus ojos están secos

Una de las señales de escazes de agua en el organismo es tener los ojos rojos (una vez más, recuerda tu última resaca). Sin la cantidad necesaria de agua tus canales lagrimales se secan, y eso puede afectar a tus ojos, especialmente si usas lentes de contacto.

  1. Te duelen las articulaciones

Las articulaciones y discos cartilaginosos están compuestos en un 80% por agua, y eso es necesario para que nuestros huesos no se rocen unos a otros a cada paso. Al mantener el balance de hidratación en el organismo las articulaciones pueden absorber golpes producidos por movimientos repentinos y/o fuertes como al correr o caerse.

  1. Tu masa muscular disminuye

Tus músculos también se componen principalmente de agua. Por eso entre menos agua tengas en el organismo, tendrás menos masa muscular. Beber agua antes, durante y después de entrenamientos y actividades físicas no sólo es necesario para sentirse bien, sino que además es muy importante para reducir la probabilidad de inflamaciones y dolor relacionado con el ejercicio.

  1. Estás enfermo más tiempo que los demás

El agua ayuda constantemente a sacar las toxinas del organismo. Tus órganos trabajan como uno solo a la hora de filtrar lo que no necesitan, pero sin agua ese mecanismo no puede funcionar correctamente. Al sufrir deshidratación los diferentes órganos empiezan a «chupar» agua de, por ejemplo, la sangre y eso significa la aparición de una larga lista de problemas.

Beber agua. Elena Somoano

Beber agua. Elena Somoano

  1. Te sientes cansado y somnoliento

Cuando el cuerpo empieza a «pedir prestada» agua de la sangre, la deshidratación produce falta de oxígeno en todos los organos. La falta de oxígeno produce somnolencia y cansancio. Eso significa que cada día te sentirás más y más cansado con mayor facilidad, y el café no es una solución a largo plazo.

  1. Sientes hambre constantemente

Un organismo deshidratado puede enviar señales de hambre. Esto sucede de repente, cuando durante el día o la noche sientes una necesidad apremiante de visitar tu refrigerador o la comida que haya cerca. Es algo de esperar, ya que la comida contiene el líquido y/o la humedad que tu cuerpo necesita, por otro lado, el agua es necesaria para poder digerir correctamente.

  1. Tienes problemas digestivos

Ya hemos hablado de lo importante que es humectar la mucosa oral, y eso tiene que ver con todo el sistema digestivo. Sin la humectación necesaria la densidad de la mucosa estomacal se reduce y eso permite que el ácido gastrico dañe tus organos internos, lo que conlleva a lo que comúnmente llamamos acidez estomacal e indigestión.


  1. Tienes síntomas de envejecimiento prematuro

La cantidad de agua que puede contener nuestro organismo se reduce con la edad. Cuando envejecemos es necesario aumentar a conciencia el consumo de agua. Aunque los síntomas del envejecimiento prematuro son más evidentes en el exterior, el daño que la deshidratación le causa a los organos internos se hará sentir a largo plazo. Para reducir los riesgos de algo así es necesario tener buenos habitos de consumo de líquidos, y especialemente, de agua toda la vida.

 

Trucos para beber más agua

  1. Ten siempre agua a mano. De esa manera vencemos la pereza de ir a por agua cuando tenemos sed.
    Beber agua. Elena Somoano

    Beber agua. Elena Somoano

  2. Pon un vaso de agua en tu mesita al acostarte. Este truco llevo haciéndolo relativamente hace poco, y me funciona muy bien. Cada vez que me despierto, le doy un sorbo.
  3. Bebe un vaso de agua cada mañana al levantarte. Beber agua por la mañana te ayudará a estar hidratado y a que no tengas dolores de cabeza mañaneros.
  4. Si te cuesta beber agua, toma infusiones, tipo té verde, manzanilla, hierbaluisa, roiboos…
  5. Ponte metas. Por ejemplo, beber tu botella de agua de medio litro antes de las 12 del mediodía. Esto puede ayudar a motivarte.
  6. Si no te gusta el sabor del agua, toma limonadas o zumos diluidos en agua. Empieza, por ejemplo, con un 50% de agua y un 50% de zumo, y poco a poco ves aumentando el porcentaje de agua. O los famosos boleros, que son sobres que dan sabor a fruta a tus bebidas (sandia melón, fresa, cereza…)

A mi me ha quedada claro y ¿a vosotros?.

Lidia Bastián Nutrición & Dietética

Contacta con nosotros

CENTRO DE ESTÉTICA Y BIENESTAR ELENA SOMOANO